Desata competitividad en el continuo de la nube

La resiliencia de las organizaciones se ha puesto a prueba en el último año; la pandemia ha cambiado el estilo de vida de las personas, la manera en la que consumimos productos y servicios y la forma en la que trabajamos.

Los beneficios de migrar sistemas y aplicaciones a la nube se han vuelto más importante en y es por esto que los negocios se han dedicado a reimaginar y migrar sus sistemas y aplicaciones a la nube.

En una encuesta realizada por Accenture, que derivó en el reporte “Siempre listos para cada oportunidad”, demuestra que la migración a la nube ofrece resultados positivos con una reducción de costos y un crecimiento en función de sus inversiones en la nube.

La nube ofrece la oportunidad de automatizar procesos, escalar capacidades y crear nuevas oportunidades de crecimiento al tiempo que mantiene la velocidad operativa actual y ayuda a navegar la incertidumbre de un entorno siempre cambiante.

Algunas organizaciones han logrado ver a la nube como no solo un destino sino como un vehículo de mejora que está en constante movimiento, ellos son llamados competidores continuos.

Los competidores continuos utilizan la nube para diferenciarse y cambiar completamente la manera en la que interactúan con sus clientes, su forma de producir productos y de operar sus sistemas de TI. Estos competidores comparten 4 características:

  1. Comprenden las ventajas de aprovechar la continuidad de la nube.
  2. Establecen prácticas críticas que les dan mayor agilidad.
  3. Tienen capacidad de entregar experiencias únicas a sus clientes internos y externos.
  4. Están comprometidos con la mejora continua.