D-GEM, Digital Global Enterprise Model

Una plataforma de transformación empresarial digital para una empresa sin fricciones

La reconocida plataforma Digital Global Enterprise Model (D-GEM) de Capgemini abarca herramientas y técnicas para rediseñar y optimizar procesos comerciales para lograr mayor eficiencia, menor tiempo de comercialización y mejor experiencia de usuario centrada en el cliente. Esto permite la transición de la organización hacia lo que llamamos “empresa sin fricciones”.

Al adaptarse dinámicamente a las circunstancias de la organización para abordar todos y cada uno de los puntos de fricción en las operaciones comerciales, D-GEM permite potenciar la tecnología y los procesos, así como cambiar la cultura y la mentalidad para reducir las ineficiencias al mínimo.

D-GEM proporciona una descripción general completa de los procesos, lo que brinda el modelo operativo digital adecuado para la organización y acelera la transición a procesos sin fricciones y preparados para el futuro de una manera sistemática y estructurada. Esto le permite continuar siendo competitivo en un contexto empresarial digital que cambia rápidamente.

La aplicación de la plataforma D-GEM de Capgemini nos permite responder rápidamente a las cambiantes necesidades y ofrecer resultados comerciales específicos centrados en el valor. Esto ayuda a dar forma al futuro de las operaciones comerciales de la organización en cinco áreas clave: inteligencia, fuerza laboral, proximidad, controles y tecnología.

D-GEM es una arquitectura empresarial que coloca a la automatización en primer lugar, proporcionando flexibilidad para adaptarse al cambiante panorama digital. Sus palancas (combinación de grados, ubicación, personal y competencias de gestión, procesos, asignación de precios y costos, y modelo de gobernanza) se abordan en el contexto de la estrategia de automatización óptima para su gestión y ejecución. No se trata solo de elegir las mejores herramientas, sino de cómo se implementan mejor, si deben ser de propiedad absoluta o adquiridas como servicio, y cómo pueden prepararse para el futuro.

Pero antes de considerar cualquiera de estos problemas, es necesario plantear una gran pregunta: en el mundo digital, ¿cuál es la forma y el carácter ideales que debe adoptar la empresa y qué papel desempeñará la automatización en su logro?

Respondiendo a la gran pregunta

 Hasta hace poco, la transformación empresarial se había logrado mediante cambios escalonados incrementales; pero ahora estamos ante un modelo holístico completamente nuevo que define un cambio único e importante en toda la empresa de abajo hacia arriba.

¿Por qué? En gran parte, porque la tasa de aceleración ha cambiado. Los desarrollos en automatización de procesos robóticos (RPA), inteligencia artificial (AI), blockchain y otras tecnologías se están moviendo demasiado rápido para una transición incremental. Es mucho mejor crear un modelo digital universal que pueda adaptarse a la evolución y que no se desvíe del curso.

No puede negarse que la perspectiva de realizar una única transformación masiva en toda la empresa es abrumadora. D-GEM permite un ritmo de transformación que se adapta a las prioridades comerciales de una organización, las limitaciones de recursos y su capacidad para gestionar el cambio. Existe la confianza de que las organizaciones querrán organizarse para esta transformación cuando comprendan lo mucho que pueden ganar.

No solo buscamos ganancias de productividad significativas por adelantado, dependiendo de la velocidad de adopción, sino también impulsamos el valor comercial a través de un capital de trabajo optimizado, una mejor experiencia del cliente y mayores ingresos. Buscamos alinear los procesos comerciales para obtener mejores resultados y una mejor visibilidad del desempeño corporativo; analizamos el procesamiento directo y la administración empresarial con acceso continuo a datos e información confiables; y bibliotecas automatizadas que recopilan, almacenan y utilizan conocimientos fácilmente, para que las organizaciones determinen a partir de lo sucedido y definan sus mejores acciones para continuar.

Estrategias de mejores prácticas

D-GEM no solo ha surgido de GEM, sino de otras estrategias de mejores prácticas por las que somos conocidos y respetados:

  • Nuestro enfoque de la tecnología de los "cinco sentidos de la automatización inteligente" nos ayuda a ver las inversiones en tecnología de nuestros clientes de manera diferente.
  • Nuestra metodología ESOAR (Eliminar, Estandarizar, Optimizar, Automatizar, Robotizar) que nos ayuda a evaluar y abordar la brecha entre la automatización inteligente y las situaciones actuales de nuestros clientes, rediseñando los procesos para impulsar las mejores prácticas y el valor comercial.

Estamos muy orgullosos de D-GEM. Queremos invitarte a que descubras cómo D-GEM permite a nuestros clientes ser competitivos en un contexto empresarial digital rápidamente cambiante.

Escríbenos a [email protected] para ser contactado por uno de nuestros expertos y aquí para más información.