Conoce el informe Cyber Threatscape 2020 de Accenture acerca de los 5 factores más importantes que están influyendo en el panorama de ciberamenazas y cómo pueden las organizaciones tomar acción para prevenir un ataque contra sus plataformas.

Cinco tendencias de ciberseguridad en la nueva normalidad

Por Sabas Casas, Líder de la práctica de Ciberseguridad en Accenture México

 

A principios de 2020, debido a la pandemia de COVID-19, la mayoría de las empresas en todo el mundo se dieron cuenta de que necesitaban cambiar rápidamente al trabajo remoto; algunas lo hicieron de acuerdo con un plan, otras reaccionaron, pero no de acuerdo con el plan trazado, y muchas más ni siquiera tenían un plan de acción.

 

El trabajo remoto ha representado un reto a la seguridad empresarial de muchas formas, desde las plataformas utilizadas para la comunicación, hasta las redes que utilizan para transmitir información. Igualmente hemos visto un aumento en las oportunidades de ingeniería social a medida que los grupos de ciberespionaje y ciberdelincuentes intentan aprovecharse de los empleados vulnerables que no están familiarizados con la gestión de sus entornos tecnológicos.

 

A esto hay que sumar las dificultades económicas y comerciales mundiales que han planteado importantes desafíos financieros a las empresas. Esas presiones fluyen inevitablemente hacia las operaciones de seguridad de la información para mantener o aumentar la cobertura bajo restricciones presupuestarias cada vez más estrictas. Incluso, aunque las organizaciones han aumentado sus inversiones en ciberseguridad, estás nos son suficientes para seguir el ritmo de criminales cada vez más sofisticados. En Accenture hemos realizado una reciente investigación donde se revelan los 5 factores más importantes que están influyendo el panorama de ciberamenazas.

 

  1. COVID-19 Acelera la necesidad de seguridad adaptable

 

Los lideres de seguridad deben adoptar la seguridad adaptativa: implementar los controles y el monitoreo adecuados para ayudar a crear un entorno de trabajo seguro para su empresa.

 

  1. Nuevas y sofisticadas tácticas, técnicas y procedimientos apuntan a la continuidad comercial

 

Los ataques contra las plataformas existen en diferentes variables; pueden ser desde toscos y simples hasta complejos y sofisticados.

 

  1. Los ciberataques enmascarados o ruidosos complican la detección

 

Los autores de las amenazas cibernéticas encadenan rutinariamente herramientas listas para usar con técnicas que complican la detección como el spear phishing. Las organizaciones deben asegurarse de comprender las herramientas y técnicas de uso común y validar que se puedan detectar en su entorno.

 

  1. Ransomware alimenta nuevos modelos de negocio rentables y escalables

 

Además de encontrar nuevas formas de infectar empresas con ransomware, los actores de amenazas están encontrando nuevas formas de influir en las víctimas para que paguen. En Accenture prevenimos que los actores de amenazas que emplean estas tácticas continúen evolucionando y proliferando durante el resto de 2020 y más allá.

 

  1. La conexión tiene consecuencias

 

A medida que se exponen más sistemas críticos y se habilita una mayor conectividad, los ciberatacantes están encontrando nuevas formas de lograr sus objetivos.

 

Finalmente, los líderes de seguridad deben compartir este conocimiento y desarrollar sistemas estandarizados que sean simples, fáciles de integrar y que soporten un escrutinio minucioso.

 

Te invitamos a leer el reporte completo y conocer más sobre las 5 tendencias que influencian el contexto de las ciberamenazas aquí: 2020 Informe Cyber Threatscape | Accenture.