Todos saben que el lugar para estar es la nube. Ahora más que nunca, las empresas deben migrar sus operaciones a la nube y aprender a maximizar su valor. Este modelo ofrece más flexibilidad y agilidad, así como nuevas oportunidades de innovación, por lo que no es de extrañar que más del 90% de las empresas hayan adoptado alguna forma de cloud.

 

Aunque suene maravilloso, existe un desafío. En el proceso de adoptar cloud, muchas empresas se ralentizan o se atascan en una mentalidad experimental, perdiendo su camino hacia la migración total. Para otras, desarrollar un caso de negocios que justificara el uso amplio de cloud fue una tarea difícil.

 

Si consideramos la situación actual, el Covid-19 ha generado una llamada de atención sin precedentes. En pocas palabras, las organizaciones recibieron un recordatorio muy poderoso de la importancia de contar con sistemas resilientes, ágiles, adaptables y escalables.

 

El momento de migrar a la nube es ahora y existe un camino más inteligente para maximizar su valor. Lee más sobre la migración a la nube en el estudio “Ascenso a la nube” de Accenture.