Masto, de 52 años, fue fiscal general de Nevada por dos periodos consecutivos y ahora fue electa senadora por ese estado.
La historia de Catherine Cortez Masto es una historia de inmigrantes similar a la de muchos estadounidenses.
Su bisabuelo materno llegó al país desde Italia y su abuelo paterno cruzó desde Chihuahua, México.
Gracias al trabajo y dedicación de sus padres, ella y su hermana fueron las primeras de la familia en graduarse en la universidad.
Lo singular de la historia de Cortez Masto comenzó el pasado martes 8 de noviembre.
Ese día Cortez Masto fue elegida por el estado de Nevada como la primera mujer latina al Senado en la historia de Estados Unidos.
Y, por si esto fuera poco, la demócrata también es la primera mujer senadora de Nevada en Washington.
En el marco de una devastadora jornada para el Partido Demócrata en la que los republicanos con Donald Trump a la cabeza ganaron la presidencia y las mayorías en ambas cámaras del Congreso, la elección de Cortez Masto al Senado fue una de las pocas buenas noticias.
A través de su cuenta oficial en Twitter, la demócrata de 52 años dijo sentirse “orgullosa” de su logro y agregó: “Ya era hora que nuestro gobierno reflejara la diversidad de nuestra nación”.
Una reñida campaña
Catherine Cortez Masto ejerció como fiscal general del estado de Nevada durante dos mandatos consecutivos. Se le destaca por haber promulgado leyes para combatir la producción de metanfetaminas.
En su campaña se enfrentó al republicano Joseph Heck para reemplazar al saliente veterano senador Harry Reid, líder de la minoría demócrata en esa cámara.
Fue una contienda muy apretada pero Cortez Masto recibió el apoyo tanto de Reid como de la candidata presidencial Hillary Clinton, del vicepresidente Joe Biden, la primera dama Michelle Obama y del propio presidente BarackObama.
Cortez Masto se unirá a otros tres latinos en el Senado: los republicanos de Florida y Texas, Marco Rubio y Ted Cruz, y el demócrata de Nueva Jersey, Robert Menéndez.
Sin embargo, como demócrata, tendrá que conjurar todo su arte bipartidista y su ingenio político para tener impacto en un recinto dominado por republicanos.
Particularmente porque su agenda declarada incluye luchar por igualdad de sueldo para mujeres, incrementar el salario mínimo y licencia familiar pagada.
Pero donde más oposición encontrará será en el asunto que más le apasiona: lograr una reforma migratoria general para proteger especialmente a “los jóvenes que tienen nombres, tiene voces y que están luchando por sus futuros”, dijo en su discurso de victoria.
“No creo que deben estar luchando solos”, añadió, en referencia a los jóvenes indocumentados que llegaron a EE.UU. siendo niños. “No es mi voz la que estoy llevando a Washington, es la de todos ustedes”.
Nacida en Las Vegas, Nevada, Cortez Masto no habla español, un hecho que le ha ganado varias críticas.
La senadora electa asegura que ella es un ejemplo de la causa que se propone defender frente a la administración de Donald Trump, que repetidamente ha dicho que construirá un muro en la frontera con México y llegó a afirmar que deportará a los 11 millones de inmigrantes indocumentados que se estima viven en el país, muchos de ellos hispanos.
Frente a esa perspectiva afirmó: “Como senadora, les puedo prometer esto:seré un contrapeso ferviente de Trump”.

Fuente:http://solobuenasnoticias.com.mx/gente-que-debes-conocer/

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *